sábado, 28 de febrero de 2009

El surgimiento de la cultura Burguesa

La cultura y la civilización son conceptos que aunque ahora puedan parecer lejanos el uno del otro, en cierto periodo de la historia evolucionaron de la mano. Antes del S. XV la cultura era solo para aquellos que tenían suficiente “status social y económico personal”, era un privilegio al que sólo las minorías de élite tenían acceso. Durante este tiempo los consumidores de cultura (élite) y los productores estaban muy relacionados a través del sistema de mecenazgo, pues únicamente alguien con suficiente tiempo de ocio podía dedicarse a la cultura y a su producción.

A partir del S.XV con la invención de la imprenta, y el auge y expansión de la forma de vida burguesa, se da una importante separación entre los productores y los consumidores de la cultura; pero más importante aún se abren las fronteras de la cultura al mercado y la producción en serie permite el acceso a esta para toda persona que supiera leer. Desde ese punto la cultura empezó a regirse por las leyes del mercado: la oferta y la demanda. La burguesía ahora con este nuevo poder productor comienza una fase civilizadora en la que pretende a través del uso de la razón y de su nuevo poder recién adquirido obtener los privilegios y el poder del que antes solo la nobleza gozaba. Asunto por el que durante mucho tiempo la cultura burguesa buscó la dominación aunque aceptando que cada persona podía aprender modales y refinar su estilo pero no podían tener aún una educación estética como tal, pues esta pertenecía a la nobleza.

Así fue como la cultura se dividió en dos, por un lado estaba la Alta cultura que contenía valores estéticos y por otro lado estaba la cultura civilizadora burguesa que aunque aceptaba sus fallas poco a poco se convirtió en la dominante. Finalmente el término civilización se convirtió en un estándar para medir el estado de desarrollo industrial por lo que mucho tiempo se pensó que aquellos que no contaban con este desarrollo eran salvajes y carentes de cultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada